Uyuni en el pasado

Antes de la guerra del pacífico, la provisión de ganado vacuno y lanar al entonces Puerto peruano de Iquique, se hacía desde el Norte Argentino, por comerciantes y arrieros oriundos de la fronteriza localidad de Salinas de Garci Mendoza, que siendo imposible la travesía directa por el Salar de los Lípez bordeaban la superficie salina en sus límites Este y Norte.

El lugar de Posta, a 12 Km. Del Noreste de la actual ciudad de Uyuni tenía pastizales y una excelente ubicación topografía para la alimentación y descanso merecido de los animales. Ello determinó la construcción de casuchas con techo de paja y levantamiento de corrales de piedra, destinados a viviendas de los arrieros y guarda nocturna del ganado.

También era un lugar de convergencia de la ruta colonial de Potosí de Antofagasta, por las ventajas ya anotadas. Los salileños en aymará «Uyuni» que significa lugar o persona que tiene «uyu», o corral. Ello dio origen a la nueva ciudad.

A cuatro leguas al Noreste de Uyuni está la famosa mina de Huanchaca de plata y plomo, explotada con mayor intensidad a fines del siglo pasado por la compañía minera del mismo nombre y que en 1888, estuvo gerentada por el Dr. Aniceto Arce, industrial minero progresista y gran partidario de la vinculación férrea de nuestro país con el resto del mundo, para facilitar la exportación de los minerales de Huanchaca, superando la etapa del transporte en la «llama mineral» y el «mulo colonial».

La ascensión del Dr. Aniceto Arce, a la primera magistratura de la nación, plasmó sus ideas avanzadas en relaciones inmediatas, dictándose a petición de la Compañía Huanchaca de Bolivia, primera concesionaria de la instalación de la línea férrea Antofagasta – Oruro, la Resolución Suprema del 11 de julio de 1889, por lo que se determina la fundación de la nueva ciudad en el kilómetro 610 del ferrocarril internacional.

ACTIVIDAD MUNICIPAL DE LOS PRIMEROS AÑOS

(El siglo)

La municipalidad de Uyuni, en los primeros años, por la influencia de los centros mineros de Huanchaca, Pulacayo, El Asiento y otros fue uno de los más solventes de todo el país. Uyuni era entonces el «POTOSÍ DE LA ERA REPUBLICANA», siendo la libra esterlina, la moneda más utilizada en todo tipo de transacciones comerciales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.