Don Herbert Reintsch Valencia es uyunense

Autor: Ing. Rudy Amilcar Borja Paniagua; MBA

En el hermoso pueblo de Uyuni, capital de la provincia Quijarro nombrada Hija Predilecta de Bolivia, y ciudad Benemérita, por la labor de sus hijos y sobre todo hijas durante la contienda bélica con el Paraguay, un 21 de abril de 1948 nace don Kurt Hellmut Reintsch Valencia, hijo del inmigrante y maestro de la mecánica en Uyuni Don Herbert Reintsch Bohme y de la Señora Luz Valencia Revilla, pareja que representó ser, un matrimonio ideal, ya que lograron acuñar a lo largo de sus vidas mas de mil ahijados.


Muy Joven Kurt por motivos de salud de su señor padre, y acogido don Herbert a su jubilación se trasladan a la ciudad de Sucre, donde ingresa al Colegio Alemán, pero sin olvidarse de su tierra natal de sus entrañables amigos, con quienes formó grupos como los Jets, que hasta el día de hoy, recuerdan con cariño, sus anécdotas del pasado, retornaba todas las vacaciones a su gélida Uyuni.


Concluyendo sus estudios en el Colegio Alemán, donde brilló por su inteligencia y su vocación por las matemáticas y física, se traslada a la ciudad de La Paz donde estudia Ingeniería Civil en la Universidad de San Andres, profesión que le permite a lo largo de los años de su vida, coadyuvar al engrandecimiento de nuestra Patria, porque participo de la ejecución y supervisión de casi todos los proyectos camineros que ha encarado el país en los últimos treinta años.
Fue también Catedrático de la Escuela Militar de Ingeniería, del Instituto Geográfico Militar, y e la Universidad Católica Boliviana, cuyos alumnos, hoy brillantes profesionales, recuerdan con cariño sus enseñanzas, su inigualable puntualidad, y la agilidad mental para estar siempre uno o varios pasos por delante de todos.


Como Uyunense fue uno de los que mas apoyo a nuestra tierra, formando parte de la directiva para el Centenario de Uyuni, y acompañado de su familia y meritorios Uyunenses, organizaron el mayor festejo que ha tenido Uyuni o ciudad alguna de la región, con la presencia de miles de residentes, quienes llevaron consigo su cariño y amor a su tierra, para su centenario.


Siempre fue un militante y activo uyunense, participando y colaborando en las actividades que las directivas que pasaban por la institución, organizaban.


Años mas tarde, residiendo en la ciudad de Santa Cruz, fue enviado del cielo, como muchos coterráneos decían, porque logró unir a dos generaciones de uyunenses por años alejadas en dicha ciudad, por un lado los “antiguos” que dieron sus mejores años de la vida por trabajar por Uyuni, y sus grandes proyectos, y las nuevas camadas de residentes, muchos de ellos quizá, descendientes de familias que ya no se conocieron en el pasado glorioso de Uyuni, pero que posteriormente hicieron propia nuestra gran ciudad, y orgullosamente reconocen su origen Uyunense, y trabajan por su tierra. Don Kurt o Kurrt como le decían muchos de los residentes en Santa Cruz, amalgamo esas realidades, logrando un centro de Residentes que encabezó como Presidente, y por mas de dos años, lograron grandes resultados, y su participación, en los eventos nacionales de sus pares Residentes del resto del país.


Como Yankee Boys, presidente de la Comparsa, impulsor de muchas actividades, desde hace años, residente en la ciudad de Santa Cruz, ayudo a organizar el 1º Encuentro Nacional Yankee Boys en esta ciudad, sin escatimar esfuerzos junto a toda la directiva de Yankees , alojando a muchos hermanos yankees en su casa, y permitiendo que allá fuera la reunión de camaradería, siempre contento, encabezando la ronda yankee, y siendo ejemplo de Alegría y entusiasmo, en los últimos años, nunca faltó al encuentro Nacional yankee boys en Cochabamba con toda su familia, y este año, tenía proyecto asistir al Encuentro de Oruro, donde fue invitado cordialmente.


Como Padre y esposo quienes le conocieron, pueden afirmar que fue ejemplar, junto a su digna esposa Edna y sus cuatro queridos hijos, siempre fue un ejemplo a seguir, una imagen que imitar, una enseñanza, un futuro.
Como amigo, el llanto en su tumba, de muchos de sus hermanos como el les llamaba, certifican que fue sin igual, el podía desprenderse de su camisa, para cubrir a un amigo, siempre saco cara por todos ellos, desde encubrir en su adolescencia las travesuras de muchos de ellos, hasta conseguirles trabajo, a muchos que tenían necesidades económicas, ser garante, ser socio, ser hermano de farra, centinela y guardián de la amistad de sus amigos.


Como tío, primo, sus dos familias queridas, Reintsch y Auza pueden certificar que siempre fue el centro de ambas, el consejero, el amigo, el apoyo incondicional, nunca fue el paño de lagrimas, porque con el siempre se tenía que ser optimista, ver adelante, conquistar el futuro. Adelante siempre adelante decía, cuando encontraba a alguien con alguna pena.


Como suegro, un amigo, un aliado, que cautivo la confianza, el respeto y el cariño de sus hijos políticos. EL siempre decía “Ser feliz es cuestión de decisión”.


Es interminable hablar de un hombre que brillo por donde le vean, solo queda recordar su eterna sonrisa, su buen humor, sus bromas, lo bailarin que era, su apego por la ciencia y la tecnología, su mente ágil que le permitió estar siempre con la respuesta precisa, a alguna broma o prendida de algún amigo o familiar, la billetera siempre lista para apoyar a alguien que así lo necesitara, con cariño, con respeto.


Lamentablemente el 6 de noviembre del presente año, Dios llamó a uno de sus ángeles preferidos, porque seguramente en el cielo, así como en la tierra se esta perdiendo el buen humor y el optimismo, y era mas requerido que aquí, quizá Dios necesita reforzar los caminos a la felicidad, supervisar la construcción del futuro de sus hijos, y para eso le ha llevado a su lado, privándonos de su presencia física, pero regalándonos su presencia espiritual, para toda la eternidad, ahora cada 11 de julio recordemos aun Uyunense de Primera, que entrego mucho tiempo y dedicación a la noble causa de Uyuni.


Paz en su tumba y gloria a su memoria, Don Kurt usted fue un GRAN HIJO DE UYUNI

Leave a Reply

Your email address will not be published.